domingo, 15 de abril de 2007

DENUNCIAN A PERIODISTAS CORRUPTOS

*También cobran sueldo en la SEPYC sin trabajar.

*Reciben dinero de programas para gente pobre y adoptan como propios terrenos con valor millonario, donados ilegalmente por el municipio.

Por Ricardo Zatarain Zambrano/ Despertar del Magisterio.

De trabajar para testaferros de funcionarios del gobierno actual y anterior de Sinaloa, ser aviadores de la Secretaria de Educación Publica, recibir dinero de programas federales destinados para gente pobre y adoptar como propio un terreno de donación pública, con valor de más de 2 millones y medio de pesos, para construir sus oficinas, atribuyó el reportero Ernesto Alonso López Uriarte a algunos miembros de la Directiva de la Asociación de Periodistas y Comunicadores 7 de Junio, de la que forma parte como vocal.
Al terminar la asamblea, el periodista hizo uso de la voz haciendo tales señalamientos. “Quiero denunciar que hay miembros de la directiva de esta organización que trabajan para testaferros del gobierno actual y anterior”, dijo en referencia directa a Eva Guerrero, Presidenta de la Asociación.
Minutos antes, la asamblea de la organización civil 7 de junio, con base en un dictamen de la Comisión de Honor y Justicia, tomó el acuerdo de pedir a López Uriarte que solicitara su reingreso al organismo, al existir una licencia por escrito que el periodista envió a la organización para dedicarse a actividades políticas en 2004.
Al respecto, Ernesto Alonso explicó que luego del proceso electoral de 2004, fecha en la que participó como candidato a Diputado por un partido político, decidió reintegrarse a la organización civil, desconociendo los actuales miembros el acuerdo tomado en 2004, a pesar de que el ex Presidente de la 7 de Junio, Óscar Rivera Inzunza, confirmó a López Uriarte que esta firme el acuerdo que lo reintegró a la 7 de Junio, tras un pacto de asamblea hace tres años.
Los miembros de la directiva se abstuvieron de hacer comentarios al respecto, a pesar de que no se reunió quórum para tomar decisiones en la asamblea del sábado 14 de abril pasado, al estar presentes en el acto poco mas de una veintena de periodistas y comunicadores, en lugar de los 46 que se necesita como mínimo legal, según se interpreta de los estatutos de la organización. Por su parte, la Presidenta de la Asociación 7 de Junio se negó a firmar de recibido una petición de información con 19 preguntas que le redactó López Uriarte y cuya copia repartió entre los presentes. Estas peguntas ponen en tela de juicio la imparcialidad de la directiva de dicha organización civil.
Acerca del terreno, López Uriarte indicó que se trata de casi una tercera parte de hectárea en Culiacán, que es un área de donación de una fraccionadora que ni siquiera ha entregado el terreno al Ayuntamiento de Culiacán, pero ya todo su cuerpo de gobierno decidió privar del bien publico a los vecinos del Fraccionamiento Los Sauces para entregárselo a la asociación 7 de Junio, que pretende hacer ahí sus oficinas.
López Uriarte ha causado incomodidad entre los directivos de la 7 de junio porque desde hace meses ha denunciado también el usufructo que los líderes de esa organización han hecho del caso Alfredo Jiménez Mota, como lo confirman, explicó, varios de los amigos cercanos del periodista desaparecido en Hermosillo, Sonora.
Cabe mencionar que hace aproximadamente un mes, la presidenta de la 7 de Junio, Eva Guerrero, y una comisión, fueron a denunciar ante organismos internacionales en Washington, DC, la presunta falta de libertad de expresión en Sinaloa.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Comenta mi trabajo...